**

sábado, 24 de septiembre de 2016

Aprende a silbar


Aprender a silbar para algunos es toda una hazaña, y es que lo que para unos es natural otros necesitamos técnicas porque no nos sale...



1. Haz la letra «A» con tus dedos índice y medio, aprieta el resto de los dedos libres en un puño.



2.  Mete los labios hacia adentro tapando con ellos los dientes. Todos somos diferentes así que tal vez vayas a necesitar algunos intentos para entender qué tan profundo debes meter los labios.



3. Ahora debes quitar la lengua. Empújala cuidadosamente con los dedos hacia adentro presionando su extremo hacia abajo. Se debe formar una especie de arco de la lengua. Si lo haces bien, tus dedos deben caber aproximadamente una falange hacia adentro.



4. Inhala a través del orificio que se formó. Si sientes que el aire solo pasa por el labio inferior, todo está bien. Si te parece que el movimiento sucede también con el labio superior, cierra el orificio de más con los dedos.



👀Quieres más.....👀

👻Dale un golpe suave a la boca. Deberás sentir que el aire sale por encima de tu labio inferior. Si se siente que el aire que sale por los lados de la boca, hay que cerrar la boca más fuerte alrededor de sus dedos. Recordá, sellado perfecto.

¡Hay que asegurarse que ninguna parte de la lengua quede en el agujero entre los dedos! De ser así, estaría bloqueando la salida del aire.

Es probable que el chiflido no suene fuerte. Eso está bien. Ajustá la colocación de los dedos debajo de la lengua y experimenta con diferentes ángulos de los dedos y diversos grados del giro del labio hasta encontrar el punto justo.

La experimentación es clave, será necesario hacer pequeños ajustes para lograr un buen agudo. Cuando el efecto es el deseado es como estar soplando a través de una botella de cerveza. Soplar con más fuerza, hasta que llegue ese silbido agudo y fuerte. Listo, ya podés chiflar en donde quieras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir un coctel de Amor y Sexo.